QUIÉN ES ANASTASIO RABANAQUE

Anastasio Rabanaque es una persona real. Tan real como cualquier otro humano que haya alguna vez caminado la faz de la Tierra. Aclarado este punto, hagamos un poco de historia sobre su persona.

may20-1902-aAquí podemos ver a Rabanaque (esquina izquierda) con su futuro

socio comercial, Boris Del Valle, en su Cayo Castor natal en 1902.

 

Impediremos a toda costa que duda alguna surja en la cabeza del lector. Sin duda Rabanaque es un ser humano que nació y habita en el planeta Tierra. Su vida se desarrolla durante un período determinado de tiempo, y en ese período Rabanaque lleva a cabo actividades variadas que no incluyen en ningún momento el ser testaferro de Jorge Ruccó.

santa-maria-portico-1938-bnEn esta foto Rabanaque (tercero hacia la derecha) ayuda en

la reconstrucción de la iglesia  de Santa María, en 1938.

 

Continuemos con el relato de la vida de Rabanaque. Una vida que, no haremos concesiones sobre esto, existe y es palpable. La existencia en la Tierra de Rabanaque es algo que no puede ser discutido, y si alguien lo hiciera y además insinuase que su nombre y su empresa son en verdad una pantalla hábilmente dispuesta para encubrir la compra fraudulenta de la Vía Láctea por parte de Jorge Ruccó y el grupo ESTAFILOCOCO, ese alguien merecería el peor de los desprecios.

trippers_at_clock_tower_summer_1952Rabanaque (centro) durante su estancia en Brighton, Inglaterra, en el verano de 1952.

 

Así que, terminada de plano esta discusión bizantina sobre la existencia o no de Anastasio Rabanaque y de la conspiración de Jorge Ruccó y el grupo ESTAFILOCOCO para comprar la totalidad del cosmos y así dominar el espacio y también el tiempo, dediquémonos a rendir justo homenaje a este glorioso terrícola que es Anastasio Rabanaque, quien, desafiando día a día las habladurías y calumnias que le dispensan los agoreros de siempre, resiste de modo bien real y físico al frente de su empresa totalmente legal de servicios interestelares.